Belém, el portal del Amazonas - TodoParaViajar
Barra Superior
22 de Agosto de 2016
Belém, el portal del Amazonas
La capital del estado de Pará es una ciudad particular. Gran tamaño, dinamismo, historia y naturaleza se mezclan para dar paso a una de las regiones más profundas e intensas del Brasil.
Belém, naturaleza y cultura al norte de Brasil.


Por Verónica Luna

El norte de Brasil es tan amplio y diverso como el resto del país. Su patrimonio natural y cultural es tan propio y genuino que nadie escapa a su encanto. Sus particularidades no hacen más que hablar de un territorio rico en atractivos.

Belém es la capital del estado de Pará. Es un destino multifacético que actúa como punto de contacto entre el río y la selva y una vía de conexión con el mar, su ubicación privilegiada la convierte en una ciudad dinámica y única.

Conocida como la puerta de entrada a la región Amazónica, Belém abre la posibilidad de internarse en ese mundo profundo y heterogéneo que aflora en la selva. La ciudad está llena de colores, como las mariposas que habitan entre la vegetación selvática. Ese colorido que es el sello de la alegría brasileña y que se descubre en las vestimentas, en las fachadas, en las embarcaciones que surcan los ríos que ondean sus orillas, en la Bahía de Guajará.Belém, Brasil

Fragmentos de un suelo que se desarma y se reconstruye  en el corazón de los cursos de agua que transcurren sin cesar y que forman un cúmulo de islas e islotes que son parte de su identidad. Fundada como un puerto fluvial a comienzos del siglo XVII, su historia se vuelve tan enriquecedora como sus platos y sus costumbres. Una parte esencial de la dieta de los habitantes de Belém se basa en el acaí, que se extrae también de las islas y que genera un consumo de 80 toneladas diarias sólo en ese poblado amazónico.  También el mango es un fruto de consumo masivo.

Las embarcaciones hacen que el tráfico fluya constantemente. El transporte no sólo de personas, también de frutos, pesca, artesanías y mercancías diversas, hacen de los cursos de agua una verdadera vía comercial, que precisamente por su ubicación, siempre ocupó un lugar estratégico para fomentar el intercambio y el comercio en la región. De ahí su agitación cotidiana, su movimiento continuo, su relevancia en la región.

Fueron los portugueses los que llegaron al lugar y sentaron sus bases. Eso no alejaba las amenazas de otros conquistadores hambrientos de tierras como los franceses, holandeses y británicos. Como un vestigio de aquellas épocas de conquista se encuentra el Forte do Castelo, hoy reconvertido en un museo de culturas nativas.

Las huellas del pasado se perciben también en los rasgos étnicos de su población, que hablan de los orígenes, de las tribus nativas que siguen manteniendo su raigambre en el lugar, de la mixtura con los europeos y su descendencia. La trayectoria de su historia se manifiesta en el presente en las muchas tradiciones y costumbres, en su arquitectura, que destaca en todo el Estado de Pará. En el casco antiguo descollan la catedral, los palacios de vieja data, el teatro y los museos. También se adivinan en la gran variedad y abundancia de sus platos, que hacen de la gastronomía uno de los atractivos turísticos de la ciudad.

La ubicación de Belém, en la desembocadura del río Amazonas,  fue primordial para su crecimiento y desarrollo. Al intercambio de mercancías se sumó el impulso de la industria del caucho, cuando en las épocas más febriles de la industria automotriz demandaron la explotación intensiva en la selva.

Muchas de las islas están deshabitadas, pero sus playas se vuelven un imán para los visitantes. La Isla de Marajó es una de las islas fluviales más grandes del mundo. Es como un cofre lleno de biodiversidad, donde además se produce uno de los fenómenos más destacados de la zona como lo es la formación de las olas gigantescas llamadas pororocas.Belem, Brasil

Los paseos en barco son excursiones ineludibles para tener una perspectiva de la ciudad, de las islas y su ambiente costero, desde el río. Habitualmente parten desde el puerto y se prolongan por espacio de dos horas.

Como un muestrario de los atractivos de naturaleza de Belém, la visita al Bioparque Amazonia es uno de los destinos más frecuentes. Se trata de un espacio recreativo ubicado a unos 15 kilómetros de la ciudad habitado por una gran variedad de flora, y algunas especies de mamíferos, reptiles, insectos y peces autóctonos. Cuenta con senderos y un museo dedicado a exhibir piezas paleontológicas.

El Mercado Ver-o- Peso es sin dudas el sitio más tradicional y particular de Belém. Es una gran feria que es un reflejo de la gran historia y tradición de la región. Es un punto de comercialización creado por los portugueses a fines del siglo XVII con el objetivo de recaudar fondos mediante el cobro de impuestos por el tráfico de mercancías. 

Belém ofrece una panorámica diferente de Brasil. Con un paisaje particular, muestra otra versión de la alegría, el colorido, y las tradiciones que caracterizan a un país tan grande y cálido, como el sol que habita en sus playas.

¿Alguna vez visitaste Belém? Compartí aquí tu experiencia.

Fotos: everystockphoto/ flickr



 







 





OTRAS NOTAS SOBRE
COMENTAR ESTA NOTA EN FACEBOOK
ENVIAR UN COMENTARIO SOBRE ESTA NOTA
Los datos * son obligatorios
*Nombre:
*Email:
*Comentario:
(Máximo: 600 carácteres)

Caracteres Disponibles : ( 600 )
*Código:

© Copyright 2007-2017 Todoparaviajar.com | Todos los derechos reservados