Blue Train: Sudáfrica sobre rieles - TodoParaViajar
Barra Superior
05 de Febrero de 2014
Blue Train: Sudáfrica sobre rieles
Es uno de los trenes más lujosos del mundo. En su recorrido de 1600 kilómetros entre Pretoria y Ciudad del Cabo, sus ventanillas devuelven valiosas postales del paisaje sudafricano.
El Tren Azul, emblema de Sudáfrica.


Por Verónica Luna

Todo es lujo y confort en el Blue Train. Un diamante que atrae por su historia, naturaleza y brillo. Una piedra preciosa que se desplaza sobre rieles realzando la belleza de todo lo que la rodea. Es un fragmento palpable de un sueño que pretendía unir dos extremos del continente a través de las vías férreas. Una fantasía que se traduce en imágenes oníricas que se suceden a través de los cristales a lo largo de casi 30 horas de viaje.Blue Train

Sus 17 vagones tienen la fisonomía de un hotel de las más elevadas categorías. Apenas un selecto grupo de 74 viajeros serán los afortunados huéspedes del tren, quienes pagarán alrededor de 2.500 dólares en temporada alta y  unos 1.800 dólares en baja. Las 37 habitaciones en suite (standard, luxury y de luxe) están decoradas con delicadeza y refinado gusto. El restaurante -para la cena es obligatorio asistir con traje los hombres y vestido las mujeres-  y los salones -uno en el que se sirve el té y el otro que funciona como un club para socializar con otros pasajeros- siguen el mismo criterio de lujo y confort. La gastronomía  tiene la impronta de la tradición sudafricana, los vinos son cosecha de los viñedos locales, mientras que la vajilla es de porcelana, los cubiertos de plata y las copas de cristal. Uno de los vagones está acondicionado para reuniones y en la joyería que se encuentra a bordo es posible adquirir un exclusivo presente para hacer aún más  inolvidable el momento único.Blue Train

Dos veces por semana el tren dibuja a su paso una estela azul en el trayecto que une Pretoria con Ciudad del Cabo. Una velocidad constante de 90 kilómetros por hora, permite disfrutar del principal atractivo, el tren en sí mismo y el entorno que lo rodea. El romanticismo que despierta un viaje soñado, le otorga al Blue Train una mística encantadora. Regala en toda su extensión paisajes impresionantes, postales de la realidad de un país tan multifacético como enigmático. Fue proyectado a fines del siglo XIX con el propósito de unir Ciudad del Cabo con El Cairo a impulsos de las ambiciones de los colonizadores europeos (especialmente el empresario y político británico Cecil Rodhes) y el desarrollo económico que propiciaba el descubrimiento de yacimientos de diamantes y minas de oro. El proyecto nunca llegó a concretarse en su totalidad. Sin embargo, las dos líneas férreas que se habían puesto en circulación a fines del siglo XIX, la Union Limited y la Union Express, se unieron a principios del siglo XX para brindar servicio a las nuevas clases adineradas y dieron vida al Tren Azul, que entonces no era azul.  Fue en 1946 que adoptó el nombre de Blue Train, cuando sus vagones se tiñeron de zafiro intenso.Blue Train

El trayecto, sin embargo, era un poco más extenso. En su recorrido el tren avanzaba hasta el cañón del río Zambeze, cruzaba un puente metálico, desde donde se obtenía una magnífica visión de las Cataratas de Victoria, en Zimbawe. Actualmente, para visitar la caída de agua –que entre los meses de febrero y marzo alcanza los 500 millones de litros por minuto- hay excursiones que parten desde Pretoria.

Durante el viaje desde Pretoria a Ciudad del Cabo, el tren detiene su marcha en Kimberley, donde se recorre el museo y se conoce un poco de la historia de la fiebre del diamante que tuvo lugar en la región.  En el trayecto inverso, desde Ciudad del Cabo a Pretoria, en cambio, hay una parada en Matjiesfontein para remontarse en el tiempo y sorprenderse con los edificios de estilo victoriano del siglo XIX.Blue Train

Pretoria

Sudáfrica tiene tres capitales, Bloemfontein, donde es reside el poder judicial, Ciudad del Cabo, sede del poder legislativo y Pretoria, asiento del poder Ejecutivo. Estas últimas marcan los puntos que une en su serpenteo el Blue Train.

Durante la primavera, un color violáceo se apodera de Pretoria. La fuerte presencia de árboles de jacarandá le da una intensidad característica especialmente entre los meses de octubre y noviembre, cuando los árboles están en plena floración. Por ese motivo, a la capital administrativa, es conocida como la ciudad de los jacarandás.Blue Train

Pretoria es la quinta ciudad más poblada del país. Producto de la variedad de etnias, se hablan unas once lenguas, destacándose el perfil cultural de la ciudad. Es la sede de las principales universidades y cuenta con varios museos como el Transvaal, dedicado a la geología e historia natural, Melrose House, sitio donde se firmó la paz entre los británicos y los Bóers en 1902, la Casa de Paul Kruger  y el Museo de Arte Sudafricano, entre otros.  Se destacan sus jardines públicos como el Burgers, el Princess y el Springbok Park.

A 50 kilómetros de Pretoria se encuentra Johannesburgo, la ciudad más importante de Sudáfrica, principal centro económico y financiero del país, además de tener la mayor concentración de población.  Dato que hace obligatoria su visita.

Ciudad del CaboBlue Train

Considerada exótica y glamorosa, es una ciudad muy atractiva para el turismo. Es la segunda en cantidad de población.  Su crecimiento tuvo lugar a instancias de su puerto como centro de abastecimiento de los barcos. Fue la principal ciudad de Sudáfrica hasta que el descubrimiento de minas de  oro y diamantes la desplazó de su puesto en favor de Johannesburgo y Durban.  

Desde la montaña Mesa, cuyo ascenso puede hacerse a pie o en telesférico, se obtiene una espectacular vista del océano. Son visita obligada el muelle Victoria & Alfred Waterfront, el Cabo de Buena Esperanza, la reserva natural Cape Point y el colorido barrio de Bo-Kaap.Blue Train

El sur de África es una muestra de la diversidad que florece en el continente negro. Ambientes naturales en estado salvaje, sabanas que dejan ver a la fauna más asombrosa que conforman especies como cebras, elefantes, rinocerontes, leones, entre otras. Una geografía que se expande en valles y asombra con sus montañas y una riqueza cultural que se manifiesta en la variedad de sus etnias. Asomarse a explorar un poco de ese mundo, es una experiencia que se puede vivir de un modo exquisito en el Blue Train. Un tren que es un emblema de Sudáfrica, una lujosa vivencia que no deja de ser un símbolo de la historia del país.

¿Alguna vez viajaste en el Blue Train? Compartí  aquí tu experiencia.



Más información y fotos:  http://www.bluetrain.co.za/




COMENTAR ESTA NOTA EN FACEBOOK
ENVIAR UN COMENTARIO SOBRE ESTA NOTA
Los datos * son obligatorios
*Nombre:
*Email:
*Comentario:
(Máximo: 600 carácteres)

Caracteres Disponibles : ( 600 )
*Código:

© Copyright 2007-2020 Todoparaviajar.com | Todos los derechos reservados