La ciudad donde el tiempo no pasa - TodoParaViajar
Barra Superior
14 de Enero de 2016
La ciudad donde el tiempo no pasa
Praga, capital de República Checa, encanta a todos sus visitantes por sus magníficos edificios y por ese misterio que encarnan todas las ciudades que estuvieron detrás de la cortina de hierro.


El imponente Puente Charles, una de las estrellas de la ciudad (clickear para agrandar la imagen).Praga es una de las ciudades más visitadas del mundo por su arquitectura y su belleza como también por su historia y los resabios que dejó en sus calles el comunismo. Luego de la caída del muro de Berlín en 1991, en 1993 fue declarada capital del estado independiente de la República Checa.



El casco histórico de la ciudad fue proclamado Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1992 y no hay rincón que no sorprenda por la perfecta conservación de los edificios. Lo ideal para visitarla, es alojarse en uno de sus muchos hoteles en el casco histórico.



Praga se caracteriza por sus edificios de techos de teja roja y su variedad arquitectónica. Su antigüedad hace que sobrevivan en armonía iglesias de muchos estilos y eras, palacios, puentes y edificios modernos. Los estilos renacentista, gótico, romántico, barroco y el art Nouveau influyeron en la ciudad.



Las angostas calles empedradas que cortan toda la ciudad son especiales para conocer las tradiciones locales, sus sabores y cultura. Una de las cosas más impactantes que asombra a los turistas es esa tranquilidad, silencio y orden que caracterizan a las potencias comunistas. Muchos aseguran que la ciudad aún permanece bajo el espectro de la cortina de hierro y aún no se integró totalmente al mundo “occidental”. Por más que en todas las cuadras hayan franquicias de las potencias occidentales, como Mc Donalds, Starbucks y la cadena de indumentaria británica H&M, las instituciones y la gente en la calle demuestran que las décadas de comunismo marcaron a fuego las tierras de República Checa.



Casa típicas, bien coloridas, en los terrenos del Castillo de Praga (clickear para agrandar la imagen).Praga tiene lugares obligados y el casco histórico es el primero en la lista, ya que incluye al antiguo castillo de Praga, el barrio pequeño, el Puente Charles y el barrio Josefoy.



El Puente Charles es el más antiguo de la ciudad, y también calificado como uno de los más bellos de Europa. Fue destruido en el siglo XIV y fue renombrado en honor al Rey Carlos IV, quien ordenó que se lo reconstruyera. En la antigüedad lo llamaban “el puente de piedra” y hoy tiene varias torres, que se sustentan en 16 arcos, con decenas de estatuas de santos y personajes históricos. “Charles Bridge” une los barrios de Malá Strana y la ciudad Vieja. El Castillo de Praga fue construido a fines del siglo IX y se cree que fue uno de los primeros edificios de la ciudad, que aunaba un complejo de palacios dentro de una fortaleza. Es una verdadera joya arquitectónica, ya que sus paredes cuentan con todos los estilos porque evolucionó a través de los años. El castillo y todos los edificios y casas que lo componen fueron construidos alrededor de 3 patios y tienen una extensión 45 hectáreas. A principios del siglo XX dejó de ser la residencia de la nobleza y pasó a ser el Palacio Presidencial.



La iglesia jesuita de San Nicolás, que fue terminada en el siglo XVIII, es visitada por su arquitectura barroca y sus torres, además de haber tenido un feligrés célebre: Mozart era el encargado de tocar el órgano de la iglesia.



La Plaza vieja es uno de los puntos más históricos de la capital checa y dentro de ella se encuentran la Iglesia de San Nicolás, el ayuntamiento de la ciudad y un palacio.



Vista del Río Vltava en Praga (clickear para agrandar la imagen).La mayoría de la ciudad permanece como si el siglo XX no hubiese comenzado, pero hay un barrio nuevo llamado “Ciudad nueva” que es un imán para los turistas. Allí se congrega una rica vida cultural, teatros, galerías de arte, museos, restaurantes y cafeterías. Allí se une la tradición Checa con los negocios y restaurantes que se extienden en cada una de las ciudades del mundo.



La oferta cultural de la ciudad se renueva día a día, las actividades y conciertos de todo tipo de música y baile se conjugan con teatro under y arte de vanguardia.



Los muesos más populares de la ciudad son aquellos que rememoran la historia actual y los resabios que quedaron del comunismo. Allí se exponen los productos de comida, los diarios, las propagandas del partido y fotografías representativas. También el museo judío es imperdible, donde se muestran decenas de miles de artículos de la tradición judía, una de las colecciones más grandes del mundo y 100 mil libros procedentes de distintos lugares del mundo.



Por último, la estatua del escritor Frank Kafka, ciudadano ilustre de la ciudad, es uno de los lugares más concurridos por sus fans de todo el planeta.







Ver Praga (República Checa) en un mapa más grande

 


Más información:

» www.pis.cz

» www.czechturism.com

https://es.wikipedia.org/wiki/Praga






OTRAS NOTAS SOBRE
COMENTAR ESTA NOTA EN FACEBOOK
ENVIAR UN COMENTARIO SOBRE ESTA NOTA
Los datos * son obligatorios
*Nombre:
*Email:
*Comentario:
(Máximo: 600 carácteres)

Caracteres Disponibles : ( 600 )
*Código:

© Copyright 2007-2017 Todoparaviajar.com | Todos los derechos reservados