Más allá del horizonte inexplorado - TodoParaViajar
Barra Superior
13 de Abril de 2015
Más allá del horizonte inexplorado
En pleno siglo XXI el hombre cree conocer todo sobre el planeta, pero quedan decenas de sitios inexplorados y que, ciertamente, no desean ser colonizados.
Aun queda mucho por descubrir en nuestro planeta


por Rodrigo Carretero



Para quien cree que ya lo ha visto todo, caminado miles de kilómetros, que ya sus sentidos todo lo han percibido y siente que no hay lugar en el mundo que sea el suyo, bien le vendría leer lo que a continuación se describe, porque aunque comúnmente se diga que vivimos en un pañuelo, aun quedan sitios a los que los humanos no se atreven. Lugares que parecen imposibles en lo real, solo posibles en los relatos de Verne o Doyle y sin embargo están tan solo un poco más allá de un efímero click en nuestro navegador virtual.



Los horizontes inexplorados se divisan en todas direcciones, en todas las regiones y en todos los continentes. Las montañas Merume, en las Guyanas, aun guardan el secreto de las nacientes del río Mazaruni. Esta área sigue siendo uno de los lugares en el mundo más inaccesibles, tanto que la última expedición por tratar de llegar a ella fue en 1992, sin lograr el objetivo propuesto, pese al entrenamiento del personal, los recursos financieros y el equipo con el que contaban. Mismo continente, mismo misterio. Al noroeste de Colombia se ubica el gran pantano de Atrato, un gran humedal que dadas sus condiciones, la elevada humedad del ambiente, las plagas de insectos y la ausencia de vías de comunicación, lo han mantenido a salvo de la invasión del hombre “civilizado”. Aquí surgen las leyendas, se dice que los antepasados de los indios Chochos, únicos habitantes del lugar, habrían logrado, en el siglo XVII, construir el llamado Canal de Raspadura, que conectaría, a través de los ríos, los océanos Atlántico y Pacífico. El afán de la exploración conduce hasta Papua Nueva Guinea, donde las más de 810.000 hectáreas de bosque tropical que cubren las montañas Foja han logrado ocultar al ojo humano sus secretos. Hasta ahora se conoce el perímetro de la cadena montañosa, y se han descubierto nuevas especies plantas y animales, pero que maravillas se esconden las profundidades sigue siendo un interrogante difícil de develar. Un salto hasta Indonesia, hasta la península de Mangkalihat, en la zona sur de la isla de Borneo. Allí un mar de piedra caliza parece aflorar por entre la impenetrable selva. Su aspecto extraterrestre sorprende a cada paso. Recién en 1982, se realizó la primera expedición para tratar de ir conociendo el sitio y aun hoy quedan cientos de kilómetros de  galerías subterráneas por relevar. Del sudeste asiático a aquel inmenso continente isla llamado Australia. Aquí sí que el horizonte siempre parece estar un paso más allá, nunca posible de alcanzar y debe ser en aquellas imposibles regiones que se esconde el Kimberley Plateau. Este paraje es de difícil acceso debido a la falta de caminos. Su costa es azotada por fuertes mareas, su geografía  es accidentada y rodeada de islas y arrecifes de coral, lo que hace que el conocimiento de gran parte de su superficie quede aun pendiente. En la región de Queensland, el cabo York y la Sabana del Golfo conforman un área silvestre, salvaje y de las más escasamente pobladas de Australia. El desierto esconde sus extraños sentidos.  



Varios de estos lugares donde el hombre no ha llegado se encuentran allí, donde los dedos de la tierra tocan el firmamento. Varios de los picos más altos del mundo no han sido coronados. El Dinpernalason, en el Tíbet, es uno de ellos. Se ubica en la remota y casi inaccesible cuenca Botoi Tsangpo. En Bután, Gangkhar Puensum, con 7.570 sigue siendo la montaña de Bután más alta del mundo sin conquistar. Toda esa región esconde al hombre, miles y miles de kilómetros donde los sueños, las leyendas y los cuentos no hacen más que alimentar su gran misterio.



El calentamiento global va dejando a la vista, de acuerdo al paso del derretimiento de los hielos polares, tierras que permanecieron ocultos por miles de años. En Groenlandia, varias islas han aflorado. La última en ser descubierta es Uunartoq Qeqertoq, cerca de la costa oriental del país, en 2005.



Todos estos lugares son sitios específicos, pero dadas las condiciones climáticas o la situación geográfica, existen amplias regiones del planeta que no desean ser descubiertas y, mucho menos, exploradas. Tal el caso de desiertos, cavernas, las profundidades oceánicas, los casquetes glaciares, las selvas impenetrables y cadenas montañosas. El hombre busca los nuevos horizontes inexplorados más allá de las estrellas, aunque a la vuelta de la esquina, en nuestra propia casa, aun existen maravillas por descubrir. El planeta, agradecido.






COMENTAR ESTA NOTA EN FACEBOOK
ENVIAR UN COMENTARIO SOBRE ESTA NOTA
Los datos * son obligatorios
*Nombre:
*Email:
*Comentario:
(Máximo: 600 carácteres)

Caracteres Disponibles : ( 600 )
*Código:

© Copyright 2007-2017 Todoparaviajar.com | Todos los derechos reservados