Piletas naturales para zambullirse con ganas - TodoParaViajar
Barra Superior
17 de Septiembre de 2014
Piletas naturales para zambullirse con ganas
Algunos lugares del mundo tienen piscinas naturales que no sólo son paisajísticamente bellas sino también una irresistible tentación para darse un chapuzón.
En todo el mundo existen piscinas creadas por la naturaleza para el disfrute de todos.


Por Verónica Luna

Los destinos de sol y playa generan sensaciones profundamente seductoras. Extensas caminatas sumergiendo los pies en la arena, la tibieza de la espuma que se agita en la orilla, el rojizo ocaso sobre el final del día, la brisa fresca que anticipa la llegada de un cielo atestado de estrellas. Todo eso puede verse superado aún más, en algunos sitios del mundo en los que meterse al agua es uno de los obligados placeres para disfrutar de una estadía plena.Piscinas naturales,  regalo de la naturaleza

En las costas donde la roca reemplaza a la arena, las piscinas naturales son un gran polo de atracción. En el Caribe, Aruba tiene en su haber uno de esos tesoros bien guardados. Hay que transitar un buen trecho sobre terrenos escarpados para llegar al lugar conocido como “Cochi” o “Cura di Tortuga”. Se trata de una pileta que es algo así como el trofeo a un recorrido realizado a pie, caballo o en vehículo 4x4. Una buena zambullida es un premio más que reconfortante. Es un destino ideal para apasionados de la aventura donde además de natación, también se puede practicar buceo.

Porto Moniz es un pequeño poblado del norte de la Isla Madeira, territorio de bandera portuguesa localizado en el océano Atlántico. Las rocas volcánicas que conforman la geografía del lugar, enmarcan piscinas que representan un invaluable presente de la naturaleza. Aprovechando las bondades innatas de la región, una completa infraestructura resulta adecuada para una estadía donde predominan las actividades orientadas al relax y el descanso. Entre otros atractivos se encuentran playas de arena volcánica, un acuario (donde antes estaba el fuerte Sao Joao Baptista, construido en el siglo XVIII) con más de 70 especies nativas, y una gran variedad de opciones de restauración.

La isla griega de Thassos, en el Mar Egeo, tampoco escatima en sorpresa a la hora de presentar en la Laguna de Giola, una impactante alberca creada por la magia universal. Sus aguas turquesas son tibias y transparentes. Son una fuente permanente de éxtasis para deleitarse incansablemente. La Laguna es una excelente opción para los que prefieren las rocas a las playas de arena. Cuando crece la marea, el agua fresca inunda la piscina. La postal que regala el paisaje es inspiradora. Para llegar desde el continente a la isla, hay un servicio de ferry que cubre el trayecto.Piscina termal natural

Sin dudas, uno de los lugares más atractivos del mundo es la Laguna Azul, en el suroeste de Islandia. Es una gran piscina de agua caliente, cuya temperatura oscila en alrededor de 40°. Está ubicada en una zona geotermal formada sobre un campo de lava, en la península de Reykjanes. Sus aguas tienen propiedades minerales que las hacen ricas en sílice y azufre, que la hacen perfectas para el relax y la cura de afecciones en la piel. El lugar cuenta con infraestructura de sauna, baño turco y un área para masajes. Sólo 39 kilómetros la separan de la capital Reykjavik, por lo cual es uno de los lugares más turísticos de Islandia. El paisaje en sí mismo es bastante particular, pero en época de nevadas, el contraste entre el paisaje helado y la calidez de las aguas, es notable.

La costa noroeste de Australia, en la región de Kimberley, tiene la particularidad de contar con una superficie rocosa en la que la erosión trabajó denodadamente durante años para darle forma a piscinas las naturales desde las cuales se puede disfrutar del contacto con el agua. La zona es una de las menos pobladas del mundo, y abunda en parques naturales. Está bañada por las aguas del Océano Índico y el mar de Timor. Playas de arena blanca extendidas a lo largo de kilómetros, y la diversidad de flora y fauna que se destacan especialmente en la Isla Canguro, son algunos de los atractivos que se complementan con las piletas individuales que habitan en sus costas.

Otra de las piscinas que resultan bien llamativas es la de Pamukkale, en Turquía. Ubicada en el valle del río Menderes, su nombre en turco -que significa “castillo de algodón”- está en sintonía con la blancura que caracteriza al lugar. La tonalidad es producto de la conformación caliza de la superficie. Desde la antigüedad las propiedades curativas de sus aguas han generado gran convocatoria, convirtiéndolas en una de las piletas termales más atractivas del mundo. No en vano se cuenta entre los sitios que son Patrimonio de la Humanidad, desde 1988.Isla Madeira

La creencia popular afirma que la naturaleza es sabia. Cuando se observa el mapa en el que las maravillas naturales se expresan en todo su esplendor a imagen y semejanza de la superación de las expectativas humanas, la máxima se vuelve verdadera. En todo el globo hay lugares especiales que parecen creados con el solo propósito de deslumbrar. Siendo así, cómo no zambullirse de cabeza en esas piscinas fantásticas que la naturaleza regaló.

¿Alguna vez te sumergiste en algunas de estas piletas? Contanos aquí tu experiencia.

Fotos: everystockphoto






OTRAS NOTAS SOBRE
COMENTAR ESTA NOTA EN FACEBOOK
ENVIAR UN COMENTARIO SOBRE ESTA NOTA
Los datos * son obligatorios
*Nombre:
*Email:
*Comentario:
(Máximo: 600 carácteres)

Caracteres Disponibles : ( 600 )
*Código:

© Copyright 2007-2017 Todoparaviajar.com | Todos los derechos reservados