Píntalo de verde - TodoParaViajar
Barra Superior
06 de Marzo de 2017
Píntalo de verde
Desfiles, disfraces, bailes, fiestas. Y, por supuesto, cerveza, mucha cerveza. Cada 17 de marzo, con el pretexto de homenajear a San Patricio, el mundo entero se vuelve un poco irlandés.


San PatricioEl personaje que inspiró el festejo



San Patricio fue un misionero que introdujo el catolicismo en Irlanda y es hoy el santo patrono de la isla, junto a Santa Brígida y San Colombo. Nació alrededor del año 387 en Escocia en una familia de fuertes convicciones cristianas y fue bautizado con el nombre de Maewyn Succat. A los 16, cayó prisionero de piratas irlandeses, que lo llevaron a su tierra y vendieron como esclavo a un ganadero que lo puso a trabajar como pastor de ovejas (es por esta razón que se lo suele representar con un cayado en su mano). Durante esos años, San Patricio se recluyó en la oración.



Al cabo de un tiempo, logró escapar y huyó en barco al continente. Allí, vivió en Italia y Francia. Se ordenó sacerdote y comenzó su tarea evangelizadora. En el año 431, el Papa lo destinó a Irlanda, donde se convirtió en obispo y predicó el Evangelio por todo el país. Además, levantó iglesias, fundó diócesis, bautizó y ordenó sacerdotes. Murió hacia el año 461, un 17 de marzo.



Según la tradición irlandesa, se le atribuye la hazaña de haber librado a la isla de las serpientes (actualmente, Irlanda es la única región de las Islas Británicas donde estos ofidios no existen en estado silvestre). También es el responsable de la difusión en todo el país del “shamrock”, una variedad del trébol que es hoy un símbolo nacional y se encuentra asociado con la buena suerte de los irlandeses. San Patricio, se cree, lo utilizaba para explicar el misterio de la Santísima Trinidad: a través de sus tres hojas unidas por un mismo tallo intentaba demostrar cómo podía convivir tres personas en un mismo cuerpo o unidad.



San PatricioUna fiesta de color verde



Cada 17 de marzo, Irlanda estalla de alegría con su fiesta nacional. Los festejos comienzan algunos días antes y se extienden también otros, durante los cuales se pueden disfrutar de muchas y variadas actividades en las que están presentes elementos del folklore irlandés: el trébol o shamrock, el leprechaun (un hada que toma la apariencia de un hombre viejo en miniatura que, si es capturado, puede ser obligado a revelar la ubicación de un tesoro), el color verde y, por supuesto, la cerveza.



Sin embargo, hasta no hace mucho, el Día de San Patricio no era sinónimo de alegría y diversión. Era celebrado solamente como una fiesta religiosa e incluso el alcohol estaba prohibido, ya que las tabernas debían estar cerradas. Más aún: las fiestas más coloridas y populares se realizaban en otros países. Fue sólo a mediados de los años 1990 que el gobierno irlandés comenzó a utilizar esta festividad como una campaña publicitaria para dar a conocer a nivel internacional a Irlanda y sus tradiciones. El primer festival se realizó en Dublín, la capital, en 1996, y a partir de entonces cada año sumó mayor cantidad de propuestas. Ahora, después de diez años, hay motivos para decir que Irlanda posee una de las fiestas más increíbles de todos los tiempos, donde la cultura irlandesa brilla en todo su esplendor.



En Dublín, el festival incluye variadas atracciones para todos los gustos (casi todas ellas gratuitas, aunque en algunos casos se requiere inscripción previa o se venden los asientos de las primeras filas). Por supuesto, el desfile es una de las más esperadas y convocantes. Se realiza el mismo 17, al mediodía, y atraviesa todo el centro de la ciudad. Durante aproximadamente dos horas, más de medio millón de personas siguen con atención el paso de carrozas, bandas y personajes disfrazados.



Otro clásico es la Búsqueda del Tesoro: la ciudad se transforma en un mapa de pistas gigante que cada equipo (de cuatro participantes) debe recorrer para encontrar las soluciones de las consignas. Hay numerosos premios y es una actividad muy divertida para las familias. Grandes y chicos tampoco pueden perderse el Gran Día al Aire Libre en Merrion Square. Payasos, actores callejeros, música, lecturas de cuentos, juegos, competencias, talleres de arte y proyecciones de películas harán las delicias de los niños de todas las edades. Para los más pequeños (hasta los 4 años), la cita es en la Baby Rave, donde podrán bailar con DJ incluido.



Un imperdible es el espectacular Skyfest: al atardecer, el cielo se ilumina con un show de fuegos artificiales y música. Por último, el encuentro para bailar Céilí Mór, una típica danza irlandesa grupal, se realiza en Earlsfort Terrace y es un fenómeno único que contagia a todos presentes.



Los festejos y desfiles también tienen lugar en otros pueblos y villas irlandesas. Algunos de los más destacados son los de Cork, Galway, Kilkenny, Limerick y Waterford. En Irlanda del Norte, Belfast y Derry no se quedan atrás en colorido y convocatoria.



Más información:

» Sitio oficial del festejo en Irlanda

» Sitio oficial de Turismo de Dublín



San PatricioFuera de Irlanda también se consigue



En Estados Unidos, la gran comunidad de inmigrantes irlandeses convirtió al Día de San Patricio en una oportunidad para recuperar sus tradiciones y costumbres. El desfile más antiguo se realizó en Boston, en 1737. Hoy, la fecha es celebrada en todo país no sólo por descendientes de irlandeses, sino por quienes tienen ganas de pasar un rato divertido. Todos se visten de verde y algunas ciudades pintan de ese color las líneas de sus calles. En Chicago e Indianápolis, por ejemplo, los ríos y canales principales son teñidos de verde. Lo mismo hacen en Savannah, Georgia, con el agua de las fuentes. En Seattle, la Semana Irlandesa es muy importante e incluye desfiles, danzas, comidas, exhibiciones. Washington DC, San Francisco, Filadelfia, Siracusa, Nueva Londres en Wisconsin (que cambia su nombre a Nueva Dublín temporariamente), Dallas, Denver, Sacramente, y Detroit también se destacan por sus desfiles y festejos.



Aunque la furia verde se apodera de todo el país, el evento más grande (incluso de mundo entero) tiene lugar en Nueva York. El desfile es un clásico desde 1762 y en él participan bandas, bomberos, policías, militares, asociaciones, sociedades de inmigrantes, clubes y escuelas. La procesión se realiza a lo largo de la Quinta Avenida en Manhattan: parte de la Calle 44 a las 11 de la mañana y avanza hacia el sur, pasando frente a la Catedral de San Patricio. Más de dos millones de espectadores se reúnen para ver el espectáculo.



En Inglaterra, uno de los desfiles más importantes tiene lugar en Birmingham: cubre tres kilómetros a través del centro de la ciudad y reúne a una gran cantidad de espectadores. La fama de las celebraciones más grandes y populares (después de las de Dublín y Nueva York) se la disputa Manchester, donde organizan un gran festival que dura dos semanas.



Londres se suma a los festejos con un desfile anual que se realiza en los alrededores de Trafalgar Square. Y el tradicional festival de carreras de caballos Cheltenham, que suele coincidir con el Día de San Patricio, atrae a gran cantidad de irlandeses que aprovechan la ocasión para extender las celebraciones.



San PatricioEn Canadá, el desfile más antiguo y popular es el de Montreal. Se realiza en forma ininterrumpida desde 1824. La bandera de la ciudad luce un trébol en una de sus esquinas, lo que puede dar una idea de cuán significativa es allí la cultura irlandesa. Toronto no se queda atrás en la popularidad de las celebraciones.



En México, los festejos se realizan por partida doble: el 17 de marzo, pero también el 12 de septiembre. En ambos casos, en honor del Batallón de San Patricio (formado por gran cantidad de irlandeses) que luchó junto al Ejército Mexicano contra los Estados Unidos durante la guerra de 1846-1848.



En la Argentina, sobre todo en la ciudad de Buenos Aires, los bares ubicados en el barrio de Retiro (como The Kilkenny, Down Town Matías, The Temple Bar o The Shamrock) congregan a miles de personas que, sin ser de la comunidad celta, se unen al festejo para beber litros y litros de cerveza. Las fiestas continúan durante toda la noche hasta rayar el alba e invaden las calles, donde la gente baila y ríe.



Por su parte, el desfile organizado en Sydney, Australia, tiene la fama de ser el más grande del hemisferio sur.



Munich es la única ciudad de Alemania donde se festeja el Día de San Patricio. En Copenhague, Dinamarca, organizan una carrera con fines solidarios. Y en Rusia, los festejos cada año crecen en importancia y popularidad.



Más información:

» Irlandeses en el extranjero

» St. Patricks Day.com

» Desfiles del Día de San Patricio

» StPatricksDay.com

» Club irlandés de Seattle



Consejo: Conviene siempre consultar la fecha exacta de los festejos, ya que en algunas ciudades las celebraciones pueden trasladarse si el 17 de marzo cae un día de semana o coincide con la Pascua cristiana.






COMENTAR ESTA NOTA EN FACEBOOK
ENVIAR UN COMENTARIO SOBRE ESTA NOTA
Los datos * son obligatorios
*Nombre:
*Email:
*Comentario:
(Máximo: 600 carácteres)

Caracteres Disponibles : ( 600 )
*Código:

© Copyright 2007-2017 Todoparaviajar.com | Todos los derechos reservados