Servicios de concierge - TodoParaViajar
Barra Superior
18 de Enero de 2016
Servicios de concierge
Viajar es una de las mayores delicias que un simple mortal puede experimentar.


Sin embargo, tanto su organización previa como la planificación de itinerarios o la resolución de imprevistos, pueden arrebatar gran parte del tiempo de disfrute e inclusive llevarse un dinero extra. Por ello, recurrir a un servicio de concierge hará que un viaje, sea de ocio o de trabajo, asegure el máximo de satisfacción.

Preparar equipajes, hacer reservas de vuelos y hoteles, comprobar la documentación necesaria y otros muchos compromisos de menor o mayor importancia son ineludibles al momento de planificar y ejecutar un viaje. O al menos, eso parece, ya que ante este panorama de urgencias y diligencias de carácter obligatorio, existe una propuesta poco conocida que ayuda a que gran parte del “trabajo pesado” se delegue en la persona de un experto: el concierge. En este sentido, contratar o simplemente hacer uso de los servicios de un concierge es la manera más eficiente de concretar planes y resolver con éxito situaciones no planificadas. 

¿Dónde contratar el servicio de un concierge? 

Existen diversas maneras de acceder a los servicios de un concierge. En primer lugar, se encuentran compañías privadas que brindan exclusivamente este servicio a cualquier persona que desee contratarlo. En segundo lugar, la mayoría de las empresas financieras de tarjetas de crédito, ofrecen de forma gratuita el servicio de concierge a sus clientes Premium. Por último, los hoteles y alojamientos de alta categoría tienen a disposición de sus huéspedes, personal calificado que realiza este servicio sin comisiones.

Quienes cuenten con la posibilidad de un servicio de concierge a través de su tarjeta de crédito Premium podrá gozar de beneficios incluso antes de concretar el viaje. Entre los más habituales, se ofrece asistencia para las reservas de transporte –aéreo, alquiler de autos particulares, transfer, entre otros –y alojamientos, como también recomendaciones acordes a las preferencias de sus clientes. Lo mismo ocurrirá para quienes opten por la contratación a través de una empresa privada de servicios de concierge. Por otro lado, los viajeros que recurran al servicio del hotel cuando se encuentren ya en el destino, pueden acceder a los beneficios para optimizar su estadía o incluso, para gestionar su partida. 

Todos los viajes tienen destinos secretos sobre los que el viajero nada sabe” expresaba el filósofo Martin Buber. Sin lugar a dudas, quien haya vivido una experiencia de este tipo sabe que no existe la planificación perfecta, pues siempre el lugar visitado se rebela ante lo previsto con nuevas propuestas y nos revela otras facetas, distintas, singulares y por ello mismo, deseables. Entonces, para que esos otros “secretos” puedan ser descubiertos por todos los viajeros, es bueno contar con un concierge. Esto es así puesto que en su figura se acumula gran cantidad de conocimiento local que facilita la innovación en los itinerarios. Pero también, esta persona es el asistente indicado para resolver situaciones de diferente magnitud, ya que su experticia hace que pueda, por ejemplo, rentar un vehículo, hacer una reserva en un restaurante o recuperar equipaje perdido en el aeropuerto.

Sin lugar a dudas, una de las virtudes de contactar a un concierge, es que, mediante su persona se puede acceder a información útil que de otro modo sería poco probable tener. Nada de pérdidas de tiempo consultando sobre lugares, actividades, centros de compra. A través suyo, se cuenta con datos precisos que optimizan el tiempo de ocio de cualquier viaje. Por otro lado, el concierge cuenta con una red de contactos que ‘abre esas puertas’ de las nadie tiene llave, salvo él: entradas a espectáculos con tickets agotados, reservas en restaurantes exclusivos, concertación de citas personales, descuentos, entre otros tantísimos servicios especiales. 

No obstante, el concierge también resuelve el día a día de la agenda de viaje que se haya programado con anticipación. A esta persona se le puede solicitar una recomendación, reservas, un ramo de flores si es que se quiere sorprender a alguien, todas actividades que, de hacerlo personalmente, nos ocuparía parte de la jornada de vacación. En este sentido, no es necesario que ocurra algún inconveniente para recurrir a los servicios personales de un concierge. Un colaborador de confianza en estas circunstancias fuera de casa siempre es una excelente noticia para saber y sentir que lo desconocido no solo es ameno sino fácilmente asequible.






OTRAS NOTAS SOBRE
COMENTAR ESTA NOTA EN FACEBOOK
ENVIAR UN COMENTARIO SOBRE ESTA NOTA
Los datos * son obligatorios
*Nombre:
*Email:
*Comentario:
(Máximo: 600 carácteres)

Caracteres Disponibles : ( 600 )
*Código:

© Copyright 2007-2017 Todoparaviajar.com | Todos los derechos reservados