Un paseo por las delicias navideñas - TodoParaViajar
Barra Superior
24 de Diciembre de 2012
GRACIAS POR TU VOTO ! (506 votos) SOLO TEXTO
Un paseo por las delicias navideñas
Las confituras son un tentador pasaje hacia el itinerario de fantasía que propone conocer los lugares de origen de las dulzuras que acompañan la mesa navideña.
Las confituras son un clásico que acompaña la celebración de la Navidad.


Por Verónica Luna

La Navidad es un momento singular que además de alentar el encuentro con los familiares y amigos, lleva a la reflexión y a renovar los buenos deseos. El colorido de las luminarias que visten la ciudad, como los objetos que adornan arbolitos, los regalos que renuevan la creencia en la recompensa por las buenas acciones y los fuegos artificiales que iluminan el cielo, le dan un marco de ilusión y fantasía a una época especial. La dulzura de las confituras no puede estar ausente en un entorno donde la magia de la navidad invita a todos a ser un poco niños.

Jijona, la tierra del turrónturrones de Jijona, Pan Dulce Milán

El turrón es un verdadero y auténtico símbolo navideño. La historia cuenta que su origen es árabe, pero quienes se apropiaron y lo hicieron parte de su identidad fueron los españoles. La confitura, típica de la provincia de Alicante, se elabora a base de una pasta de almendras, miel y caramelo.

El municipio de Jijona es el lugar por excelencia para adquirir turrones. Si bien se consumen durante todo el año, en la época navideña se convierten en protagonistas indudables de la mesa que conmemora el nacimiento de Jesús. Hay variedades según el tipo de almendras utilizadas en la preparación, pero también algunas otras variantes como los de chocolate, con coco, con fruta abrillantada, entre otras. El turrón blando es la especialidad de Jijona, en cambio, el turrón duro es típico de Alicante. Tanta importancia tiene el dulce en la región, que hasta tiene un museo donde se pueden apreciar objetos de la familia fundadora de las tradicionales marcas El Lobo y 1880. Las visitas guiadas se realizan todos los días y la entrada tiene un costo de 1euro.

Jijona está situada a 453 metros sobre el nivel del mar, al norte de Alicante, donde se destaca la Sierra de la Carrasqueta, que tiene más de 1300 metros de altura, dándole un entorno apreciable a la zona. Un Parque Natural, el Convento Franciscano dedicado a la Virgen de Orito, la Iglesia de Santa María, la Ermita de Santa Bárbara, son algunos de los sitios que destacan en la localidad.

Peladillas,  de ValenciaPeladillas de Casino, Valencia

España es el segundo productor mundial de almendras, por lo cual no es raro que algunas de sus más tradicionales confituras estén realizadas a base de este fruto. Las peladillas no son la excepción. Una pasta de almendras recubierta es uno de los confites más tradicionales de las fiestas navideñas.

La población de Casinos, en Valencia, es uno de los elaboradores más  importantes del país ibérico. Allí se realiza cada año en el mes de noviembre la Fiesta del Dulce Artesano, Peladilla y Turrones. 

Historias diversas cuentan su origen. Una versión dice que la confitura surgió en la antigua Grecia, donde se ofrecían como recuerdo de bodas. Otra, apuesta al origen romano. Un pastelero la habría elaborado por primera vez alrededor del año 170 A.C. Sin embargo, fue en el siglo XIII que las peladillas se expandieron por toda Europa, ofreciéndolas como curativo para diversos males. Cuatro siglos más tarde se hicieron populares en la corte de Versalles.

El municipio es pequeño, y no tiene gran infraestructura turística. El entorno rural le da un marco de tranquilidad y relax en el cual pueden encontrarse algunos edificios emblemáticos: la parroquia, la ermita, ramblas y aljibes de la época árabe.

Mazapán, en Toledo

Una mezcla simple de huevos, azúcar y almendras resultó en una pasta dulce cuya fama trascendió  fronteras. Algunos cuentan que el nacimiento de esta mezcla ocurrió en Oriente, en el siglo X. Sin embargo, para otros, el punto de origen no fue otro que Toledo. En la ciudad donde se destacan atractivos como El Alcázar, el Museo de El Greco, la Sinagoga del Tránsito y la Catedral, el mazapán no se queda atrás en protagonismo. Un relato tradicional explica que la confitura fue la preparación con la que las monjas lograron salvar del hambre a la población cuando los árabes sitiaron Toledo. Con el tiempo, el dulce se convirtió en un sello de la ciudad y la golosina adquirió otros colores y formas de figuras llamativas y tentadoras. En ocasiones pueden estar rellenos de yema o mermelada.Mazapan de Toledo

En la ciudad abundan las pastelerías donde probar alguna pieza de esta dulzura, entre las que se destacan la de Santo Tomé y los mazapanes del Convento de Clausura de Jesús y María.

Milán, la ciudad del panettone

La combinación de masa dulce con frutas que tan deliciosamente se ofrece en la mesa de las fiestas de diciembre, tiene un comienzo remoto. Los relatos que siguen su historia coinciden en encontrar el punto de partida en Milán allá por el 1500. En ese entonces, para la cena de navidad se organizó en la corte de Ludovico Sforza  un gran banquete el cual debía ser coronado por un postre que accidentalmente se quemó en el horno. Frente a esa situación, surgió una alternativa fortuita, que fue la que dio inicio a la tradición.

Uno de los empleados de la cocina había amasado un bollo dulce con frutas confitadas con la intención de llevárselo a su casa y compartirlo con su familia. Sin embargo,  ofreció al cocinero su pan dulce para que pudiera reemplazar el postre malogrado. El Duque Ludovico quedó encantado, y cuando se enteró que quien lo había preparado se llamaba Toni, automáticamente bautizó al postre como Pan de Toni, que con el tiempo pasó a llamarse Panettone.

De paseo por la ciudad de la moda donde destacan el Duomo,  la Scala y el Palacio Real como atractivos turísticos, una opción inevitable es pasar un agradable momento junto a un café y un buen panettone.Panettone de MIlan

El viaje por algunos de los lugares donde las confituras navideñas son como un sello de tradición, le otorga un sabor distinto a los dulces que forman parte de la celebración. Es como viajar muy lejos en el tiempo, y saber que se puede disfrutar con un sabor intenso en la actualidad. Finalmente, las exquisiteces que adornan la mesa son algo así como un símbolo de la dulzura y los buenos deseos que se manifiestan espontáneamente entre las personas en la época navideña.

¿Alguna vez probaste alguna de estas confituras en su lugar de origen? Compartí la experiencia aquí.


GRACIAS POR TU VOTO ! (506 votos)




OTRAS NOTAS SOBRE
COMENTAR ESTA NOTA EN FACEBOOK
ENVIAR UN COMENTARIO SOBRE ESTA NOTA
Los datos * son obligatorios
*Nombre:
*Email:
*Comentario:
(Máximo: 600 carácteres)

Caracteres Disponibles : ( 600 )
*Código:
COMENTARIOS

Por Maria Jose | 24 de Diciembre del 2012
Excelente nota, la descripcion hace recordar a uno esas navidades en familia donde lo dulce se convierte en una ceremonia infaltable

© Copyright 2007-2017 Todoparaviajar.com | Todos los derechos reservados