Viaje a la Edad Media europea - TodoParaViajar
Barra Superior
28 de Octubre de 2016
Viaje a la Edad Media europea
En buena parte de Europa occidental, un abanico de encantadores pueblos y ciudades hacen gala de sus siglos de historia
Krems an der Donau


Por Ignacio Stábile

Lejos de la oscuridad y el retroceso que al que a veces se relaciona el Medioevo, de este período datan algunos  de los lugares más famosos y encantadores de Europa.

En auto, en tours organizados o de manera independiente, los que enumeramos a continuación invitan a un viaje en el que la historia y el arte son los protagonistas indiscutibles.

Krems an der Donau

A 70 kilómetros al noroeste de Viena, este agradable pueblo situado a orillas del mítico Danubio en su unión con el río Krems, se puede visitar en un día haciendo base en la capital austríaca.

Siendo el Donau (como se llama originalmente el Danubio) una importante vía comercial, fue fundamental para el desarrollo de la ciudad.

De tiempos medievales data su iglesia – específicamente del siglo XV – la Piaristenkirche, uno de los puntos de referencia de la localidad.

Originalmente amurallada y con acceso a través de cuatro puertas, solamente una permanece en pie, la Steinertor, con dos torreones que la flanquean.

Besalú

Esta pintoresca localidad catalana, a 30 kilómetros de Gerona, es una de las grandes postales medievales de la península ibérica, remontándose sus orígenes al siglo X.

De poco más de 2400 habitantes, el emblema de Besalú es su puente de piedra románico del siglo XII (reconstruido después de haber  sido blanco de severos daños durante la Guerra Civil), que se aparece cual entrada principal a este pueblo. Entre las áreas destacadas, se encuentra el antiguo barrio judío, “la judería”, cuyo principal atractivo son los baños medievales en los que se realizaban abluciones rituales.

Cochem

A orillas del río Mosela, en la región de Renania Palatinado se encuentra esta famosa localidad medieval alemana.

A poco más de una hora en auto desde Colonia, el panorama de Cochem está dominado enteramente por el majestuoso castillo Schloss Reichsburg, situado en lo alto de una colina y de estilo gótico. Pueden visitarse sus salas de ceremonias y recámaras.

Las puertas que dan paso a través de las murallas al caso histórico muestran, a su vez, la historia de una ciudad que ha sido una verdadera sobreviviente en la historia de Alemania: desde la Guerra de los 30 años hasta los bombardeos que sufrió durante la Segunda Guerra Mundial, lo que le valió diversas reconstrucciones.

Pueden realizarse además de los paseos históricos, recorridos por los viñedos de los alrededores de la ciudad.

Kilkenny

Esta ciudad irlandesa destaca por su notable herencia arquitectónica del Medioevo. Se la conoció durante mucho tiempo como la “ciudad del mármol” por el tipo de material utilizado en muchos de sus edificios.

Un ejemplo de esta tradición histórica es la Catedral de Saint Canice, del siglo XIII y la segunda mayor del país.

Situada a una hora y media de viaje en auto, al suroeste de la capital Dublin, en Kilkenny destaca como gran atractivo el castillo, que perteneciera a la familia Butler y luego pasara a manos del Estado irlandés. En la actualidad es la sede de la Galería de Arte Nacional.

Famosos son en Kilkenny, además, sus bares y pubs que despachan la cerveza de origen local, algunas de las cuales han sido premiadas internacionalmente.

San Gimignano

Todo un clásico de la Toscana, este hermoso pueblo es casi de visita obligada para todos aquellos que recorran esta emblemática región de Italia.

Si hay algo que destaca a San Gimignano son sus torres de piedra. Las mismas simbolizaban el poder de las familias ricas de la Toscana, quienes erigían estos monumentos para, por llamarlo así, competir entre ellas. En la actualidad, de las más de 70 torres originales quedan en pie 15, las cuales se divisan a la distancia cuando se arriba al pueblo, ubicado en lo alto de una colina.

Para situarse y tener un primer panorama, nada mejor que partir desde la Plaza Cisterna y perderse en sus calles empedradas. Diversos locales que venden cerámicas y artesanías le dan colorido a las mismas.

Dos museos son de visita obligada para tener un panorama amplio de la historia y el arte de San Gimignano: el Palacio Comunal, donde se exponen diversas obras de arte y el museo San Gimingnano 1300, abierto en el 2010, donde se muestra la historia de la ciudad.

Tallin

La capital de Estonia es un lugar ineludible para aquellos que se adentren a recorrer los países bálticos, tanto los tours que abarcan esta región junto a Moscú y San Petersburgo como los cruceros que realizan esta tradicional ruta todos los años.Taili

El pasado medieval de Tallin se encuentra plasmado en la llamada “ciudad vieja” o  Vana Tallinn, parte de la cual se encuentra rodeada por las antiguas murallas y algunas de las torres que persisten (quedan 26 de las 46 originales). En la Plaza del Ayuntamiento, además de ser una transitada zona de la ciudad, compuesta por bares y restaurantes, destaca el edificio que le da nombre: el Ayuntamiento, de estilo gótico, construido entre los siglos XIV e inicios del XV, posee una torre de 64 metros, siendo uno de los símbolos del casco histórico.

En algunas de las calles que parte de esta plaza, se pueden encontrar los antiguos edificios que correspondían a los diferentes gremios de comerciantes del Medioevo, como el de los alemanes, siendo actualmente la sede del Museo de Historia.

La Iglesia del Espíritu Santo, del siglo XII, posee el reloj y la torre más antiguos de Estonia, como también un retablo en su interior que data del año 1438.

Del período medieval data, inclusive, una vieja farmacia, que aparentaría ser la más antigua del mundo y que funciona de manera ininterrumpida desde 1422.

Castle Combe

Como salido de un cuento, el pequeño pueblo de Castle Combe (de poco más de 300 habitantes) es una encantadora postal de la Inglaterra medieval. No por nada, ha sido el escenario de diversas películas y series televisivas.

Castle combeSituada a poco más de 30 kilómetros al este de Bristol, puede visitarse en unas pocas horas en auto o en tours organizados.

Supo ser durante algunos siglos un importante punto mercantil de lana, de ahí su desarrollo y su persistencia en el tiempo.

Cruzando su pintoresco puente de piedra, se ingresa a Castle Combe, que cuenta con una residencial del siglo XIV convertido en un agradable hotel y unas pocas callejuelas que sirven para recorrer el lugar.

Carcassonne

Única en su tipo en Francia y en el continente, la ciudad amurallada de Carcassonne ha sido un testigo de la historia de Europa: visigodos, sarracenos, musulmanes, carolingios y cátaros dejaron su huella aquí.

La zona histórica central, llamada la Cité, está considerada la fortaleza más importante del continente. Es también Patrimonio de la Humanidad de UNESCO desde 1997.Carcassone

Dentro, se pueden visitar varios emblemas de la ciudad, como el Castillo Condal, que fuera sede de los vizcondes de Carcassonne y la Catedral de Saint Nazaire de origen románico, que fuera construida sobre la base de una iglesia carolingia en el siglo XI y que fue hasta el 1800 la catedral de la ciudad.

La mejor forma de apreciar la ciudadela, es situarse a la orilla del río Aude, a metros del puente de piedra que permite el ingreso a la misma, para tener un panorama general de un típico paisaje del Medioevo, uno más entre tantos desperdigados por Europa.






OTRAS NOTAS SOBRE
COMENTAR ESTA NOTA EN FACEBOOK
ENVIAR UN COMENTARIO SOBRE ESTA NOTA
Los datos * son obligatorios
*Nombre:
*Email:
*Comentario:
(Máximo: 600 carácteres)

Caracteres Disponibles : ( 600 )
*Código:
COMENTARIOS

Por maría angélica alasia | 28 de Octubre del 2016
me parece muy bueno que nos ilustren con lugares a los que tal vez nunca conozcamos o nos alienten a hacerlo.

© Copyright 2007-2016 Todoparaviajar.com | Todos los derechos reservados