Viajes de película - TodoParaViajar
Barra Superior
20 de Febrero de 2013
Viajes de película
“Salieron en un coche, descansaron en un bar” cantaba Fito Paez en su canción inspirada en aquellas chicas divinas que eran Thelma y Louise. Y allí quizás se encuentre el gen de toda película donde el viaje, el destino y hasta el motivo se transforme en su leit motiv.
recorrer el mundo embarcados en celuloide


 



Por Rodrigo Carretero



De cómo, cuando, donde y hasta con quién emprender el viaje, los guionistas de cine han imaginado cientos de posibilidades diferentes. Las “road movies” o películas de carreteras son un viaje en si mismas, ya que combinan la metáfora del viaje como trama principal de su relato. Entre las influencias de estas películas se pueden citar los relatos de viajes, desde los poemas homéricos hasta novelas como En el camino de Jack Kerouac, que ya tiene su versión cinematográfica. Las rutas norteamericanas, de tanto verlas en el cine, ya parecieran, lamentablemente, ser nuestros propios caminos. De eso se encargan la publicidad y películas como Easy Rider (1969) o Into the wild (2007). En plena era dorada del hippismo, dos jóvenes (Peter Fonda y Jack Nicholson son los protagonistas), se embarcan en un viaje en motocicleta con el objetivo de asisitir al Mardi Grass (carnaval de New Orleans). En la segunda, con guión y dirección de Sean Penn, un joven decide irse de mochilero recorriendo el país. Junto a él, el viaje va llevando al turista por lugares fuera de catálogo del gran circo americano, lo que convierte a esta cinta en un excelente referente a la hora conocer otra de las caras de Estados Unidos. Otra excelente opción a seguir es tomar la vieja ruta 66 y seguir los pasos de la sufrida familia de “Las uvas de la ira” (1940) que durante los años de la gran depresión se ve obligada a emigrar a California. Como dato anecdótico al viaje, John Steinbeck, autor del libro que dio origen a la película, fue quien bautizó a la “66” como la “Mother Road”, la carretera de las oportunidades. Referida a una ruta temática imaginada por su director, Dominic Sena, “Kalifornia” (1993), narra el viaje de un periodista por los lugares donde vivieron o llevaron a cabo sus crímenes los más prestigiosos asesinos en serie de los Estados Unidos.



Del otro lado del océano, Italia es un país donde el turismo y el cine no solo se dan la mano, sino que se hacen uno solo, una única y gran razón de peso por la cual vale la pena viajar y rodar. Empezando desde el norte y combinando historia y paisajes, “El nombre de la rosa” (1986), basada en la homónima novela de Humberto Eco nos muestra la sublime arquitectura de La Sacra di San Michele, ubicado sobre la cima del monte Pirchiriano, en la región del Piamonte, Italia. Tanta belleza es el punto de partida para continuar hacia el sur y recordar “Bajo el sol de la Toscana” (2003). Tomarse los mismos diez días que Frances Mayes, la escritora que escapa a su depresión post divorcio, es una muy buena decisión, a la que, el que pueda, sumar la compra de alguna finca. De allí a Roma. Tantos lugares, tantas películas. Dejarse llevar por la imaginación también es viajar. Acercarse al Coliseo, para sentirse un “Gladiador” (2000) o dejarse llevar por el amor hasta la Fontana de Trevi por “La Dolce Vita” (1960) son sensaciones dignas de un viaje de película. Hacia el sur hay un lugar… Sicilia. Con el listado de lugares usados como set de filmación, no hay vacaciones que alcancen para visitar toda la isla. Por citar solo algunos: Copola rodó en Savoca y Forza d’Agro. En Taormina se halla el bar Vitelli y la iglesia donde se casó Michael Corleone. En la isla Salina se ubica la película El cartero y en Palazzo Adriano, Cinema Paradiso…



Tanto mundo para filmar, tanto cine para viajar que no es posible una sola vida. Muchas y diferentes son las vidas que transcurren en Bombay, ciudad mágica y misteriosa. Allí, un joven huérfano de un barrio pobre está a punto de responder la pregunta que cambiará su vida para siempre en Slumdog Millionaire (2008). Enredarse en aquel mundo de calles, castas y costumbres ajenas es casi como ganarse la lotería del turismo y tener la posibilidad de llegarse hasta la  isla de Kho Phi Phi Leh, en Tailandia. La Playa (2000) transcurre en el paraíso, o casi. Allí, las mujeres aun se dan vuelta con la esperanza de cruzarse con Leonardo Di Caprio y ellos esperan encontrar las aventuras soñadas. Todo esto no queda muy lejos, solo a 40 kilómetros del aeropuerto internacional de Phuket. Más lejos se ubica Tokio. Lo suficientemente lejano como para que el aburrido traspasar de Bob Harris (interpretado por Bill Murray) de una vuelta, un viaje de la mano Charlotte (Scarlett Johansson). Tal la trama de “Perdidos en Tokio” (2003), película que bien puede convertirse en una muy curiosa guía turística para recorrer las calles de la capital nipona.



Argentina es un país de película. En ella conviven todos los géneros del séptimo arte y el octavo, el viajar, encuentra también su lugar. Hay que llegarse hasta Alta Gracia, Córdoba, para escaparse en la réplica de la motocicleta que llevó al Che Guevara en su viaje por América hasta la victoria de descubrirse a si mismo, (Diarios de Motocicleta, 2004) La Patagonia en su inmensidad invita a recorrerla, valija o cámara en mano. Tantas posibilidades brinda el espacio infinito que la nada sirvió de escenografía para películas como “La película del Rey” (1986), “Caballos Salvajes”, (1995) o “Historias Mínimas” (2002).  En Buenos Aires, es posible seguir los pasos de una Eva Perón de celuloide en “Evita” (1996), descubrir los secretos de la city a través de los ojos de Ricardo Darín en “9 Reinas” (2000). Si es poco el tiempo del turista en la capital argentina, con el videoclip del tema musical “(en) La ciudad de la furia” (1989), del grupo de rock Soda Stereo, se obtendrá un city tour de cinco minutos y pico.



Hacia el final, de vuelta en casa, por entre los títulos de aquella trama que hicimos propia, la imaginación vuelve a viajar hacia lugares y personajes que de tan reales parecen de película.






OTRAS NOTAS SOBRE
COMENTAR ESTA NOTA EN FACEBOOK
ENVIAR UN COMENTARIO SOBRE ESTA NOTA
Los datos * son obligatorios
*Nombre:
*Email:
*Comentario:
(Máximo: 600 carácteres)

Caracteres Disponibles : ( 600 )
*Código:

© Copyright 2007-2017 Todoparaviajar.com | Todos los derechos reservados