¿Y si nos perdemos en el laberinto? - TodoParaViajar
Barra Superior
10 de Marzo de 2014
¿Y si nos perdemos en el laberinto?
El objetivo es encontrar la salida. El riesgo, quedar atrapados. Algunos de los laberintos más impactantes del mundo desafían a encontrar la vía de escape o perderse en su interior.
Laberinto de Hampton Court,además de ser uno de los más antiguos, el cine y la literatura lo convirtieron en uno de los más famosos.


Por Verónica Luna

Encrucijadas. Caminos que se cortan y no conducen a ningún lugar. Caos. Adrenalina. Ingenio. Fantasía. Los laberintos tienen todos esos componentes. La mitología contribuyó a crear en torno suyo una mística que le suma un plus de emoción. La historia del Minotauro, atrapado en el laberinto de Creta,  es quizá la que más inspire al desafío.Laberinto

Los laberintos se utilizaban en la antigüedad como prisiones, trampas. Ya en el Antiguo Egipto se encontraron manifestaciones de laberintos cuadrados y rectangulares, mientras que los que mostraron forma circulares fueron utilizados a finales del siglo VII A.C. En la Edad Media, en cambio, se los consideraba como el camino para llegar a Dios. En la actualidad, es un juego de ingenio y un entretenimiento asegurado.

En todo el mundo hay algunos laberintos que tienen una amplia trayectoria que no sólo los hace famosos sino que alientan a ser parte de la confusión y encontrar la libertad al final del recorrido.

Hawaii

El laberinto de Dole, en Oahu, Hawai, es considerado el más grande del mundo. Está formado por más de 14 mil plantas frutales nativas entre las que se encuentran hibiscos, heliconias y piñas. Estas plantas se extienden a lo largo de 5 kilómetros de pasillos, y en su centro, dibujan también un gran fruto que se aprecia desde una vista de altura. No es casualidad que en su corazón se encuentre una piña, puesto que la instalación fue realizada por una conocida empresa  frutícola. Los que logren superar el desafío en tiempo récord, obtienen como recompensa su nombre grabado en la entrada del laberinto.  Laberinto Longleat House

Inglaterra

En los jardines del Palacio Real de Hampton Court, en Londres, se encuentra uno de los laberintos más afamados. Construido bajo el reinado de Guillermo III, data del siglo XVII, es uno de los más antiguos del mundo. Tiene forma de trapecio, diferente de los tradicionales que eran cuadrados o circulares. Su superficie es de 1350 metros cuadrados en la cual se recorren varios senderos confusos hasta llegar al corazón del juego, para luego orientarse por fin hacia la salida. Es uno de los más visitados por los turistas ya que su imagen ha trascendido las fronteras a través de los relatos y numerosas escenas cinematográficas. Para  pasear por el laberinto hay que pagar una entrada.

También en Inglaterra, el laberinto de Longleat House, es otro de los más llamativos. Ubicado en Somerset, es propiedad de los Marqueses de Bath. El laberinto es el más largo del mundo, tiene 16 mil plantas que conforman cercos de casi dos metros y medio de altura impide observar por encima de los árboles. En su interior contiene puentes desde el cual observar el recorrido, de casi 3 kilómetros.  Al llegar al centro del laberinto, una torre permite obtener una vista panorámica del lugar. A diferencia del de Hampton Court, el de Longleat es un laberinto reciente ya que data de 1975.

Por su parte, en York se encuentra el laberinto realizado en homenaje a la saga de Star Trek. Un conjunto de un millón y medio de plantas que cubren unas 32 hectáreas, con las cuales se le rinde tributo al 40 aniversario de la serie.

Reignac-Sur-Indre (Francia)Laberinto Longleat House

Este laberinto francés es quizás el que más misterio despierte. No por lo intrincado de sus senderos circulares, sino porque se renueva cada año. Es un laberinto vivo. Su magia despierta con la primavera y el florecimiento de los girasoles de los que está hecho su recorrido, aunque a veces alterna con maíz. Abarca unas 4 hectáreas de superficie. Atravesarlo es todo un desafío y siempre una aventura diferente. Por eso, cerca de 100 mil turistas lo visitan cada temporada.

Australia

También en Oceanía es posible internarse en encrucijadas que pongan a prueba el sentido de orientación. El laberinto de Ashcombe, en la Península de Mornington, Victoria, cerca de Merlbourne,  es otro de los más atractivos. Su particularidad reside en las paredes de 3 metros de alto por 2 de ancho que dibujan senderos recortados como piezas de encastre que hay que acomodar para ubicar la salida.

En los alrededores se encuentran bellos jardines, decorados con fuentes y variadas especies vegetales, entre las que se cuentan más de 200 variedades de rosas.Laberinto Australia

Muchos son los laberintos que en todo el mundo proponen retos al ingenio, la creatividad y la diversión. El concepto de superar los obstáculos que se presentan, intentar encontrar la solución, resolver el problema y avanzar hacia un objetivo, es probablemente la fórmula del éxito de estos enredados caminos. Acaso una metáfora de la vida. Los niños probablemente en su inocencia lo atraviesen con mayor soltura, mientras que los adultos apunten a poner a prueba su estrategia.  Como quiera que sea, el desafío está planteado. Internarse en el laberinto es fácil, perderse es lo habitual, porque como diría Borges, “cualquier lugar es otro lugar”. ¿Alguien se anima a encontrar la salida?

¿Alguna vez visitaste alguno de estos u otros laberintos? Contanos aquí tu experiencia.  






COMENTAR ESTA NOTA EN FACEBOOK
ENVIAR UN COMENTARIO SOBRE ESTA NOTA
Los datos * son obligatorios
*Nombre:
*Email:
*Comentario:
(Máximo: 600 carácteres)

Caracteres Disponibles : ( 600 )
*Código:

© Copyright 2007-2017 Todoparaviajar.com | Todos los derechos reservados