06 de Noviembre de 2008
En busca del mejor Papá Noel
Todos los años, el resort suizo de Samnaun organiza el Campeonato Mundial de Santa Claus: diversión y humor para anticiparse a la Navidad.

Gordito, simpático, barbudo, canoso y vestido todo de rojo. Esa es la imagen del Papá Noel (o Santa Claus) que todos conocemos y adoramos.


Pero lo que muchos ignoran es que este personaje, multiplicado por decenas e incluso en versión femenina, invade cada año el resort de invierno del cantón suizo de Samnaun para participar del Campeonato Mundial de Santa Claus, que se realiza desde 2001.


¿Cómo? No, no se trata de una moderna experiencia de clonación humana aplicada a la tradición navideña, sino de un divertido concurso en el que distintos equipos compiten por un premio en euros. ¿Los requisitos? Tener ganas de pasarla bien y estar completamente vestido como un verdadero Papa Noel.


El campeonato


Con la llegada del invierno en el hemisferio norte, Samnaun empieza a calentar motores para la competencia: pueden participar hasta 32 equipos (masculinos, femeninos o mixtos) de cuatro integrantes, que deben ser mayores de 18 años.


El premio –además de los aplausos y el recuerdo de haber pasado un momento divertido– consiste en: 3.200 euros para el ganador, 1.600 para el segundo y 640 para el tercero.


El campeonato tiene lugar a lo largo de toda una jornada (generalmente un día domingo) en la que los equipos miden fuerzas, habilidades y suerte en distintas pruebas: ¡todas las disciplinas en las que un moderno Santa Claus debe ser diestro!


Las pruebas


El día comienza con un desfile en el que se evalúa la originalidad de los disfraces. Luego, sigue una ronda de calificación con varias pruebas. La primera, es un clásico: trepar una chimenea de cinco metros de altura llevando una bolsa de regalos. Por supuesto, gana el equipo que lo haga en menor tiempo. A continuación es el turno de una carrera de relevo. Mientras reponen el aliento, será el turno de competir para ver qué equipo lograr realizar la más linda decoración sobre un pan de jengibre en apenas 10 minutos. Por último, otra carrera de relevo, pero esta vez con burros y asnos. El objetivo es entregar los regalos a sus correctos destinatarios, sin cometer errores ni confundir las entregas.


La fase final incluye tres pruebas más para los 15 equipos clasificados. Dos carreras, una de relevos en scooter o moto y otra en trineo. El cierre final es el llamado “Santa Show”, donde los equipos compiten en simpatía en un pequeño número musical o de actuación donde nunca debe faltar el humor.


Si estas Navidades tenías pensado convertirte en un Santa Claus, ya sabes: puedes ir practicando en Samnau.





Ver mapa más grande


Más información: www.clauwau.com



© Copyright 2007-2020 Todoparaviajar.com | Todos los derechos reservados