20 de Febrero de 2008
Mil y una maneras de festejar la Semana Santa
Los huevos de Pascua no son la única tradición de esta fiesta espiritual. Para algunos es la oportunidad ideal para realizar una escapada turística y descansar. Para otros, en cambio, es una de las fechas más importantes del año por su significado religioso. Para unos y para otros, una breve guía de cómo festejan la Pascua de Resurrección en diferentes latitudes.

Las celebraciones más importantes de la Religión Cristiana ocurren durante Semana Santa. La llegada a Jerusalén, la última cena, la crucifixión de Cristo y su resurrección se recuerdan en muchos lugares del planeta durante el Jueves, Viernes y Sábado Santo. La culminación llega con el esperado Domingo de Resurrección, cuando los fieles festejan el milagro de la vida después de la muerte y la esperanza de la salvación del mundo. Eso sí, en cada rincón del mundo, las creencias y las costumbres locales se hacen presentes a la hora de festejar.


Italia


Durante estos días, el país entero se viste de fiesta y sus calles se funden entre imágenes religiosas talladas a mano y procesiones que convocan a miles de fieles de todas partes del globo. Florencia, Asís y Palermo son los pueblos italianos que más se destacan por su celebración.


En otros puntos del país también se realizan celebraciones importantes, como en la ciudad siciliana de Trapani, también llamada “la ciudad de los dos mares”, donde los visitantes pueden disfrutar de la asombrosa Procesión del Misterio, una importante recreación del calvario y la muerte de Cristo que se realiza desde hace cuatrocientos años cada Viernes Santo a lo largo de un recorrido de dos kilómetros.


Por supuesto, el broche de oro para cualquier turista que profesa la fe católica lo brinda el Vaticano, hogar de la Santa Sede católica. Allí se pueden revivir los pasajes del Vía Crucis a través de la voz del mayor símbolo viviente del catolicismo: el Papa. El domingo, la cita obligada son la misa y la tradicional bendición “Urbi et Orbi” (que quiere decir “a la ciudad y al mundo”), que el Santo Pontífice dispensa desde el balcón central de la Basílica Vaticana a la multitud congregada en la Plaza de San Pedro y otorga una indulgencia plenaria, es decir, la remisión de las penas debidas por pecados ya perdonados).


Más información:
» ENIT: Agencia Nacional de Turismo de Italia » Ciudad de Trapani
» Procesión del Misterio
» Vaticano


España


En Castilla y León, Andalucía y Castilla la Mancha se realizan los festejos más destacados de este país de férreas tradiciones cristianas. Es sabido, de igual forma, que nadie que haya participado del festejo aragonés podrá olvidar el fervor religioso que tiñe las calles de este pueblo tan español. El repiqueteo de tambores, que desde el viernes hasta el sábado Santo se oyen de manera ininterrumpida en Aragón, llenan el espacio de una música imponente que conmueve el alma de todos y cada uno de sus oyentes. En Salamanca, la celebración es austera y se caracteriza por el recogimiento y la búsqueda de la reflexión en sus seguidores. En cada pueblo, en cada rincón de España se guarda una tradición religiosa ancestral. Desde Cataluña hasta Barcelona pasando por la cosmopolita ciudad de Madrid, las iglesias, las calles y su gente recuerdan entre procesiones, misas y costumbres la crucifixión, muerte y posterior resurrección de Cristo.


Más información: Oficina de Turismo de España


Israel


Tanto para las personas que viven en Jerusalén como para los turistas que la visitan, estas fechas marcan en el calendario un tiempo sagrado. El hecho de que sea el lugar físico donde se originaron los acontecimientos religiosos que se celebran en gran parte del mundo, envuelve a Israel de un misticismo que conmueve a grandes y chicos por igual. Entre sus rituales está el de bendecir, durante 11 días, miles de ramitas de olivo que se reparten entre la gente, quienes luego los usan como símbolo de protección. Además, todos los años una multitud participa de la procesión hasta la iglesia de Betfagé, lugar que conserva intacta la piedra en la que Jesús se subió al burro que luego lo trasladó hasta Jerusalén. Otro sitio muy visitado es la Basílica de la Agonía, donde se encuentra la roca que guarda la sangre derramada por Cristo, según los Santos Evangelios.


Este país es uno de los destinos elegidos por el turismo mundial que busca poder ver con sus propios ojos la tierra, el paisaje y el misterio de una ciudad que guarda entre sus calles los pasos que alguna vez diera el hijo de Dios.


Filipinas


El fanatismo religioso se hace presente año a año en este punto del globo, ubicado al sudeste del continente asiático. En la ciudad de San Fernando, por ejemplo, los fieles reviven el viernes Santo con una representación exacta de los hechos relatados por La Iglesia Católica. Para sorpresa de muchos, los creyentes tapan sus cabezas y con los torsos desnudos se golpean la espalda con un látigo, de derecha a izquierda, durante horas. Esta procesión de flagelantes es encabezada por una o más personas, quienes deciden cargar una cruz de madera, similar a la que llevó Jesús, hasta La Catedral. En otra parte de la ciudad, un grupo de hombres con vestimentas romanas y barbas pintadas azotan a un Nazareno que carga otra pesada cruz ante la mirada curiosa de turistas y creyentes. El corolario de esta celebración extrema tiene su sede en la ciudad de San Pedro de Cutud con la crucifixión real de 10 o más personas. Este tipo de costumbre, para algunos desmesurada, comenzó a practicarse entre los filipinos en 1992 y aunque El Vaticano se mostró en desacuerdo, el Gobierno del país no tiene pensado desacreditar una práctica aceptada por su pueblo, que tiene como consecuencia una gran concentración de turistas de todo el mundo, quienes llegan atraídos por las características tan particulares del festejo de Semana Santa.


Cuba


Las fiestas religiosas en las calurosas calles cubanas quedaron prohibidas desde 1961, poco después del triunfo de la revolución comunista de Fidel Castro, y se autorizaron de nuevo en 1998, tras la famosa visita del Papa Juan Pablo II. Es llamativo que aun siendo la isla un país con una gran convocatoria de la religión católica no se caracterice por tener una celebración de Semana Santa muy concurrida. El guano bendecido, extraído de la hoja de la palma real, adorna por esos días autos y viviendas y es utilizado, además, como un poderoso amuleto capaz de alejar a los malos espíritus que habitan en el lugar. Las iglesias de la zona preparan alegres coros de niños, escenificaciones del Vía Crucis y procesiones públicas que cuentan con el impresionante paisaje caribeño como marco del festejo.


Colombia


La ciudad más famosa, Popayán, destacada por sus peregrinaciones y por los coloridos disfraces que usan sus fieles en las obras de teatro que representan en las calles. Con un despliegue que asombra y maravilla, los lugareños disfrutan y comparten sus tradiciones con los turistas locales o internacionales que se acercan a la fiesta. Y si bien las demás ciudades colombianas no son conocidas por multitudinarios festejos en Semana Santa, no faltan actividades en todas las iglesias, principalmente, plegarias festivas y coros de pueblo. Durante el jueves Santo, trascurre el Sermón de las Siete Palabras que culmina con una procesión que se destaca por la candidez y humildad de sus peregrinos, quienes recorren las calles agradeciendo a Jesús haberles mostrado el camino que lleva a la paz y a la misericordia. Al día siguiente hay ceremonias religiosas y La Resurrección, que se celebra el domingo, trae las pascuas y las familias reunidas en un día de júbilo y alegría para todos los devotos de la fe cristiana.


Entre el turismo y las creencias religiosas


Algunos adornarán sus casas y autos con ramitos de palma u olivo que, bendecidos en el domingo de Ramos, guiarán sus destinos lejos de malos espíritus. Otros dejarán de lado las carnes rojas y disfrutarán del pescado, tan consumido en estas fiestas. Ayunos, momentos de reflexión o sólo una extensión de las vacaciones que no se quieren dejar atrás. Este es el último respiro antes de empezar el año. Semana Santa, Gran Semana o Semana Mayor es un tiempo que puede vivirse de diferentes maneras. Opciones no faltarán en ningún rincón del planeta.

© Copyright 2007-2014 Todoparaviajar.com | Todos los derechos reservados