Jueves 11 de Agosto de 2022

Logo
16 de diciembre de 2011
(708 votos)

Cuando tomarse el buque es una opción

En una época en la que el mercado de cruceros está en auge y las empresas prestadoras compiten por ofrecer cada vez más lujo y confort, los buques de carga le suman un plus a la aventura de viajar. Para quienes buscan alternativas no convencionales, iniciar un itinerario entre contenedores puede ser una buena elección.
Cuando tomarse el buque es una opción
Buque Carguero - Las otras fotos son gentileza Catalina Cargo Conseil
Por Verónica Luna
Elegir del mapa un lugar sin nombre a donde ir
Una imagen idílica del viaje como transportación hacia territorios remotos llenos de aventuras y desafíos surge naturalmente cuando se piensa en la posibilidad de embarcarse en un navío de cargas. Es la construcción mental a la que ha contribuido  una frondosa literatura de viajes.  Quién no ha pensado alguna vez en hacer girar un globo terráqueo, posar el índice en algún lugar al azar y entregarse a la emoción de viajar.
Destinos exóticos, y no tanto, forman parte del catálogo de opciones. El punto de partida puede ser alguno de los principales  puertos del mundo como Poole (Reino Unido), Rotterdam (Holanda), Nueva York(USA), Shangai (China), Tokio (Japón),  Sydney (Australia).  Las rutas a recorrer pueden ser similares a las que realizan los cruceros: Europa, Asia, el Mediterráneo, Estados Unidos, el Caribe, Brasil, la vuelta al mundo. Pero mientras que el tiempo de viaje en un carguero es mayor que en un crucero, el precio es sensiblemente menor. Un viaje alrededor del globo demanda un mes y medio de travesía, y su costo por persona puede rondar los 10 mil euros.
Cuando nada importa más que hacer el recorrido
La odisea en buques de carga tiene algunas características que deben ser atendidas para que la experiencia resulte exitosa. Es importante revisar la documentación requerida y tomar los recaudos correspondientes con respecto a las vacunas, según sea el lugar del mundo que se vaya a visitar. Conviene asesorarse con las compañías navieras acerca de cuál es el puerto de embarque y la nacionalidad del buque a abordar ya que no en todos los países la legislación permite que los pasajeros puedan realizar viajes en embarcaciones de carga, como es el caso de España.  
En el pasaje está estipulado el puerto de embarque y de desembarque, aunque también se puede bajar en las escalas intermedias, sin embargo, tanto la fecha como lugar desde donde se zarpa pueden cambiar. “Es cierto que no es un tipo de viaje para todo el mundo. El que embarca en un buque de carga tiene que saber que se trata de un espacio de trabajo y que a bordo toda la tripulación está muy ocupada. El pasajero se beneficia de un buen camarote, comparte las comidas en la sala del capitán y de los oficiales a horarios fijos. Lo más importante en este tipo de viaje es el tiempo que uno tiene para uno mismo y hay tantas cosas que por falta de tiempo no se pueden hacer en tierra que para eso es el lugar ideal: escribir, leer, pintar”, cuenta Catalina Da Silva, titular de Catalina Cargo Conseil, comercializadora francesa de viajes en buques cargueros. La experta, agrega: “No se toma un buque de carga para visitar países. El mar es el personaje más importante del viaje.  A uno le tiene que gustar contemplar el mar -que por cierto, cambia todo el tiempo-, el amanecer y las puestas de sol”.Pasajero de buque de carga observando el horizonte

Si bien en el imaginario colectivo existe la fantasía del polizón o de ofrecerse como aprendiz a cambio del viaje, lo cierto es que las empresas no cuentan con esas alternativas. No será necesario, por lo tanto, fregar los pisos ni pasarse la mayor parte del tiempo pelando papas u ocultos en algún rincón de la cubierta. Hay que pagar por el viaje. Un periplo a través de un universo de agua salada como protagonista indiscutido, bien vale la pena. 
La recreación del descubrimiento de nuevos territorios cada vez que se advierte ¡tierra a la vista! le da al viaje en buque carguero, una mística que despierta curiosidad. Una vez que la inquietud está instalada, el recorrido que se inicia es el de la concreción de la fantasía. Es cuando el viajero se decide, y por fin se toma el buque.  

Comparte tus experiencias similares a esta en nuestra sección Relatos de Viajeros

Para más información, puede consultarse en:
www.cargo-voyages.com
www.hamburgsued-frachtschiffreisen.de
www.cma-cgm.com
www.aws.co.uk
Otras notas sobre
Cruceros - Aventura
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores